AUTODESPIDO O DESPIDO INDIRECTO

AUTODESPIDO O DESPIDO INDIRECTO

AUTODESPIDO¿QUÉ ES EL AUTODESPIDO O DESPIDO INDIRECTO?

AUTODESPIDO o DESPIDO INDIRECTO consiste en el término de la relación laboral decidida unilateralmente por el trabajador, en aquellos casos en que el empleador incurre en algunas de las causales de caducidad del contrato de trabajo y que contempla la Ley en el artículo 171 del Código del Trabajo.

Al igual que en la renuncia, en el AUTODESPIDO O DESPIDO INDIRECTO, es el trabajador quién decide poner término a su relación laboral, pero, a diferencia de la renuncia, que es una determinación no forzada, en el autodespido la voluntad del trabajador se ve impelida, impulsada, provocada por el  incumplimiento de las obligaciones establecidas en el contrato de trabajo, de parte de su empleador y que contempla la ley en el artículo 171 del Código del Trabajador.

Así como la ley laboral le permite al empleador despedir a un trabajador por las causales establecidas en el artículo 160 del C.T. , el trabajador también se encuentra facultado para ponerle término a su contrato en las siguientes causales;

CAUSALES DE AUTODESPIDO

  1. Falta de probidad

  2. Conductas de acoso sexual;

  3. Vías de hecho ejercidas por el empleador en contra del trabajador que se desempeñe en la misma empresa,

  4. Injurias proferidas por el empleador al trabajador

  5. Conducta inmoral del empleador que afecte a la empresa donde se desempeña,

  6. Conductas de acoso laboral.

  7. Actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento, a la seguridad o a la actividad de los trabajadores, o a la salud de éstos.

  8. Incumplimiento grave de las obligaciones que impone el contrato

REQUISITOS DEL AUTODESPIDO

Los requisitos legales para que pueda prosperar el autodespido, están establecidos el artículo 171 del Código del Trabajo:

  1. Carta de aviso de término de contrato al empleador que establezca claramente la causal de autodespido y los hechos en que se funda dicha causal,

  2. Esta carta tendrá que ser entregada dentro del plazo de tres días.

  3. Entregar copia de esta comunicación o carta a la Inspección del Trabajo respectiva

  4. Deducir demanda judicial en el plazo de 60 días hábiles contados desde el término de la relación laboral.

Es importante recalcar que el demandante en estos casos, debe tener los medios de prueba que puedan comprobar que efectivamente se han configurado la o las causales que ha invocado y /o que hubo un INCUMPLIMIENTO GRAVE, porque no todo incumplimiento configura esta causal de caducidad del contrato de trabajo y será el juez quien determine finalmente si procede o no este despido indirecto.

Ejemplo de estos medios de prueba son las liquidaciones de sueldo en el caso de no pago de remuneraciones o cotizaciones, correos electrónicos, cartas de amonestaciones, instructivos, instrucciones, cartolas de cotizaciones previsionales y de salud, testigos, fotografías, etc.

En aquellos casos en que no es posible acreditar la causal de término de contrato de trabajo o no se ha cumplido con todas los requisitos legales, se entenderá que el trabajador ha renunciado voluntariamente con todos los efectos que ello conlleva, como es la pérdida de sus indemnizaciones entre otras.

Es por esta razón, que es indispensable asesorarse con anterioridad a tomar esta decisión. Este es un trámite que debe hacerse a través de un abogado(a) y aunque el trabajador puede efectuar las denuncias ante la Inspección del trabajo y enviar carta de despido personalmente, es muy importante la forma en que esta carta se redacte, que el contenido cumpla con establecer todos y cada uno de los hechos y causales legales y que los trámites sean efectuados dentro de los plazos.

Si necesita asesoría escríbanos a info@justicialaboral. Si le parece útil la información compártala. 




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

five + 20 =