El ESTADO es responsable como EMPRESA PRINCIPAL y DUEÑO DE LA OBRA  en una subcontratación ya sea por licitación o convenio

El ESTADO es responsable como EMPRESA PRINCIPAL y DUEÑO DE LA OBRA  en una subcontratación ya sea por licitación o convenio

SUBCONTRATACION SENCE

FALLO DE UNIFICACIÓN CORTE SUPREMA DE 3 DE ABRIL DE 2016: El Servicio Nacional de Capacitación y Empleo SENCE  tiene el carácter de empresa principal respecto del demandante, porque es la parte principal en el negocio que encomendó a la Fundación Chileno Francesa de Formación y Desarrollo, siendo beneficiarios  la sociedad toda, lo que no es impedimento para atribuirle  la calidad de dueña de la obra, empresa o faena, atendido que tiene la calidad de órgano del Estado”.(Normas de subcontratación)

Por sentencia de 8 de enero de 2015, dictada por el Juzgado de Letras del Trabajo de Iquique, se acogió la demanda de cobro de prestaciones interpuesta en contra de la Fundación Chileno Francesa de Formación y Desarrollo, condenándosela a pagar las  indemnización sustitutiva por aviso previo,  y por años de servicio, de aumento por aplicación injustificada de la causal de despido, remuneraciones insolutas y feriado pendiente, más  reajustes e intereses que se indican en los artículos 63 y 173 del Código del Trabajo, con costas, sin embrago se rechazó la demanda que se presentara en contra del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE. En atención a considerarse que no era  responsable en virtud del régimen de subcontratación de los servicios de capacitación.

La Corte Suprema conociendo del Recurso de Unificación interpuesto por la demandante luego de que la Corte de Apelaciones de Iquique rechazara su recurso de nulidad, acogió  dicho recurso y dictó sentencia de reemplazo sobre la base de que el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo tiene el carácter de empresa principal respecto del demandante, pues se colige de las normas citadas en la sentencia de unificación, y de los hechos asentados en la sentencia impugnada, que es la parte principal en el negocio que encomendó a la Fundación Chileno Francesa de Formación y Desarrollo, en cuanto resultó pacífico que dirigía y controlaba los cursos de capacitación y formación encomendados, sin perjuicio de exigir, además, garantías de fiel y oportuno cumplimiento, que hizo efectiva ante el incumplimiento en que incurrió la Fundación.

Que de la legislación vigente se puede colegir que los requisitos que deben concurrir para que se configure un trabajo bajo  régimen de subcotratación son los siguientes:

  • la existencia de una relación en la que participa una empresa principal que contrata a otra -contratista- que, en definitiva, es el empleador del trabajador subcontratado;

  • que entre la empresa principal y la contratista exista un acuerdo, de carácter civil o mercantil, conforme al cual ésta desarrolla para aquélla la obra o servicio que motivó el contrato;

  • que las labores sean ejecutadas en dependencias de la empresa principal, requisito respecto del cual la Dirección del Trabajo, a través del Dictamen N° 141/5 de 10 de enero de 2007, sostuvo  que también concurre cuando los servicios subcontratados se desarrollan fuera de las instalaciones o espacios físicos del dueño de la obra, con las particularidades que indica;

  • que la obra o el servicio sea estable y continuo, lo que denota habitualidad y no interrupción en la ejecución o prestación;

  • que las labores sean desarrolladas por cuenta y riesgo del contratista o subcontratista;

  • y que el trabajador sea subordinado y dependiente de su empleador, contratista o subcontratista;

Que la  expresión “empresa” que está ligada a la noción de dueño de la obra, faena o servicio no excluye a ciertas personas naturales o jurídicas, públicas o privadas, porque la ley no establece otra limitación que la referida a la persona natural que encarga la construcción de una edificación por un precio único prefijado, conforme lo establece el inciso final del artículo 183-B del Código del Trabajo por lo mismo, no es relevante o no tiene incidencia en el análisis el hecho que la persona jurídica forme parte de la Administración del Estado, pues, a la luz de la primera norma citada, no constituye una circunstancia que libera de responsabilidad respecto de las obligaciones laborales y previsionales de trabajadores que se desempeñan bajo régimen de subcontratación.

Que esta misma línea de interpretación fue considerada  en sentencias dictadas por esta por la Corte de Apelaciones de Concepción y la Corte Suprema  en la que se concluyó, tal como el recurrente lo sostiene de manera profusa, que órganos de la Administración como la Intendencia de Los Lagos y el Serviu de la Región del BioBio, pueden ser considerados como empresa principal y dueños de la obra, y que, por lo tanto, puede aplicarse a su respecto el régimen de subcontratación en los términos consagrados en el artículo 183-A del Código del Trabajo y mismo criterio ha sido aplicado por la Contraloría General de la República en relación al concepto de empresa.

En consecuencia la Corte Suprema resuelve y dicta sentencia de reemplazo:

I.- Que se ACOGE la demanda por despido indirecto interpuesta por Francisco Alejandro Aranda Peroyenowsky, en contra de Fundación Chileno Francesa de Formación y Desarrollo, representado por Francisco Javier Cuadrado Sepúlveda, Síndico Titular Provisional, todos ya individualizados, y se la condena a pagar las siguientes sumas:

1.- $ 620.040 por indemnización sustitutiva del aviso previo, de conformidad al artículo 171 en relación al artículo 162 inciso primero del Código del Trabajo.

2.- $1.240.080 por concepto de dos años de servicios, de conformidad al artículo 163 del Código del Trabajo.

3.- $ 620.040 por concepto de aumento por aplicación injustificada de la causal de despido, de conformidad al artículo 168 letra B del código del Trabajo.

4.- $392.692 por concepto de feriado legal proporcional de conformidad al artículo 73 del Código del Trabajo.

5.- $1.694.776 por concepto de remuneraciones del mes de Marzo, Abril y 22 días de Mayo de 2014, de conformidad al artículo 41 y 42 del Código del Trabajo.

Las sumas ordenadas pagar deberán serlo más los intereses y reajustes legales, de conformidad a los artículos 63 y 173 del Código del Trabajo.

II.- Que se declara que el demandado principal, Fundación Chileno Francesa de Formación y Desarrollo, no ha enterado las cotizaciones previsionales, seguro de cesantía y de salud del trabajador que se detalla en la sentencia de base, por lo que se ordena notificar el presente fallo a instituciones previsionales correspondientes, una vez que se encuentre ejecutoriado, para que accione por el cobro de las cotizaciones previsionales del trabajador, de conformidad a lo prevenido por el artículo 461 del Código del Trabajo, en relación al artículo 4° bis de la Ley 17.322.

III.- Que se hace lugar a la declaración de nulidad del despido que afectó al demandante de 22 de mayo de 2014, condenándose a la demandada principal Fundación Chileno Francesa de Formación y Desarrollo, a pagar las remuneraciones y demás prestaciones establecidas en el contrato de trabajo, correspondiente a la época que media entre la fecha del despido y la declaratoria de quiebra de 21 de agosto de 2014.

IV.- Que se rechaza la excepción de imposibilidad de condenar al SENCE por carecer la demanda de fundamentos de hecho y derecho en su contra, opuesta por la demandada solidaria.

V.- Que el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE, es solidariamente responsable del pago de las sumas a que se condenó a la Fundación Chilena de Formación y Desarrollo, por los conceptos que se indican.

VI.-Que, se condena en costas a los demandados por haber resultado completamente vencidos, fijando las costas personales en la suma de $ 450.000.

Sentencia de reemplazo de 3 de abril de 2016

Fallo de Unificación Corte Suprema

Si esta información le ha sido útil, compártala y envíenos sus comentarios. Si necesita asesoría escríbanos a info@justicia laboral. 




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

2 − 1 =