PROYECTO DE LEY DE DESCONEXIÓN DIGITAL EN CHILE.

PROYECTO DE LEY DE DESCONEXIÓN DIGITAL EN CHILE.

Luego que Francia tomara la delantera, al establecer como un nuevo derecho laboral, el derecho a la desconexión digital de sus trabajadores, nuestra Cámara de Diputados ha presentado un proyecto de Ley que pretende regular la materia.

En Francia, el derecho a la desconexión digital, que entró en vigor en enero de 2017, será el resultado de un proceso de negociación colectiva en el que se establezca las modalidades del pleno ejercicio de ese derecho y “la puesta en marcha por la empresa de dispositivos de regulación de la utilización de los dispositivos digitales”.

¿Cuál es la realidad chilena?

Nuestra legislación no contempla ninguna norma especial destinada a regular el envío de mails, llamadas, mensajes, wassap o conexiones digitales después de la hora de trabajo. Sólo ha sido considerado de modo tangencial en sentencias de nuestros tribunales del trabajo y en casos de acoso laboral, en donde el permanente envío de correos o mensajes se transforman en un elemento del abuso laboral de parte de una jefatura. La regulación ha quedado en manos de los empleadores y los trabajadores chilenos pueden demandar este abuso aplicando la normativa que regula la vulneración de derechos fundamentales.

El proyecto de ley presentado por los Diputados, bastante exiguo, pobre y al parecer presentado sin una mayor construcción al respecto, motivado sólo por lo acontecido en la legislación internacional, contempla la modificación del artículo 10 del Código del Trabajo en su numeral 5. Que actualmente dice:

Art. 10. El contrato de trabajo debe contener, a lo menos, las siguientes estipulaciones:

5° duración y distribución de la jornada de trabajo, salvo que en la empresa existiere el sistema de trabajo por turno, caso en el cual se estará a lo dispuesto en el reglamento interno;

A continuación de esta exigencia legal, el proyecto propone agregar lo siguiente: “Deberá quedar también establecido el Derecho a la Desconexión. Esto es, el derecho a no ser requerido por el empleador para asuntos laborales, por medios digitales o electrónicos, fuera del horario establecido para la jornada de trabajo;”

De ser aprobado este proyecto, muchos serán los conflictos que se presenten en su aplicación, en especial en empresas que están promoviendo la flexibilidad laboral y el trabajo desde casa, o aquellos en que la conexión es imprescindible para el desarrollo de ciertas actividades, por ejemplo, trabajadores que se desplazan por regiones o fuera del país para el cumplimiento de sus funciones, periodistas etc.

Este será un derecho muy difícil de aplicar y sin lugar a dudas será un nuevo punto de conflicto para las pequeñas y medianas empresas y la judicialización de estos conflictos.

Una buena medida es que las empresas chilenas promuevan las buenas prácticas laborales y creen guías que regulen sus relaciones con los trabajadores

Bien valdría considerar un proyecto de Ley que se ocupe de la adicción de los chilenos a la conexión permanente y tomar cartas en el asunto como un problema cultural.

 




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

6 + 8 =