QUÉ SABE TRUMP DE TRABAJAR A PLENO SOL¡¡

QUÉ SABE TRUMP DE TRABAJAR A PLENO SOL¡¡

A pesar de lo declarado por Trump, el cambio climático es realidad, su impacto es transversal y ha alterado gravemente las temperaturas en el planeta provocando un impacto en la Salud Pública y en la economía.

En un país como el nuestro con un eterno clima mediterráneo y de estaciones manifiestas y definidas, hemos llegado a marcar más de 35 grados Celsius recién comenzado el verano en la zona Central y poco o nada sabemos de estos efectos y mucho menos nos hemos preparado para afrontarlos.

EFECTOS DEL CAMBIO CLIMÁTICO EN LA SALUD

La Organización Mundial de la Salud ha informado del aumento de la mortalidad ocasionadas por temperaturas extremadamente elevadas o el cambio de la distribución de las enfermedades infecciosas, el estrés térmico por un lado y la hipotermia por otra ya son pan de cada día en nuestras noticias globalizadas. Alteraciones cardiovasculares, problemas respiratorios, enfermedades de transmisión por patógenos o derivados de la escasez del agua, a modo de ejemplo sin dejar de mencionar que, como daño colateral, el cambio climático, combinado con otros estresores ambientales y sociales, provoca efectos en la salud mental que pueden variar desde un estrés mínimo a síntomas de distrés, ansiedad, depresión, tendencias suicidas entre otros.

¿CUALES SON LOS TRABAJADORES QUE SE VEN AFECTADOS POR EL CALOR?

¿Cuántos trabajadores sabrán en qué consiste el Estrés Térmico? ¿Sabrán acaso de la existencia de un protocolo para cumplir con la medición del calor en los lugares de trabajo?

Lo cierto es que el calor afecta a quienes laboran bajo la exposición directa del sol como son los trabajadores de los sectores forestal, agrícola, construcción, Turismo,  servicios de limpieza y jardinería, policías y agentes de tránsito, personal de rescate, de asistencia en catástrofes climáticas, profesionales del sector sanitario, transporte, etc., sin embargo, esta extensa lista de funciones no se agota en estas actividades pues el calor excesivo provoca la disminución en el rendimiento de aquellos trabajadores que prestan sus labores en fábricas y oficinas, debido a la menor capacidad para el esfuerzo físico y para completar las tareas mentales.

¿CUALES SON LAS MEDIDAS DE MITIGACION?

La variabilidad climática entonces nos ha obligado como país a considerar las medidas de adaptación y mitigación  y  a contar con un Plan Nacional de Adaptación del Cambio Climático y aunque los trabajadores poco conocen acerca de él, pronto seguramente tendremos políticas públicas aún más  claras, destinadas a abordar el cambio climático y su efectos en los espacios laborales y salud de los trabajadores como un área de especial estudio, quizás sea el comienzo para modificar y adaptar horarios, instalaciones y conductas.

No es extraño ver en plazas y calles una decena de trabajadores expuestos al calor y a la radiación ultravioleta, algunos con ropas adecuadas otros con tenidas que bien las quisieran los andinistas y esquimales, como pasa con nuestra Policía de Carabineros, que salvo en ciudades costeras de nuestro país, se les ve siempre impecablemente vestidos, pero a punto del desmayo por el calor que deben soportar.

Nuestra legislación entrega esta responsabilidad a los empleadores, quienes deben adoptar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente a los trabajadores cuando puedan estar expuestos a radiación ultravioleta (Pero claramente ya sabemos que el Estado es el peor de los empleadores). Para cumplir con esta obligación por tanto nuestros contratos de Trabajo o los Reglamentos Internos de Orden y Seguridad de cada empresa deben contemplar y especificar el uso de los elementos protectores.

El empleador debe además INFORMAR al trabajador de los efectos de esta radiación Solar, pero cómo cumplen esta obligación y cómo se fiscaliza su cumplimiento, son áreas que aún requieren un largo camino en el cual sin duda deben comprometerse los propios interesados organizados con sus Comités Paritarios o sus sindicatos. Y aunque nuestros trabajadores se caracterizan por ser algo obstinados y sacarle la vuelta al uso de cualquier elemento que busque protegerlos, sepa usted que es obligación usarlos.

Sin embargo y para hablar con honestidad, todas las  medidas que actualmente se consideran para prevenir el daño provocado por el sol son insuficientes y no cabe dudas que al paso que aumentan las temperaturas las soluciones tienen que ser más eficaces, como tomar la determinación de que sus jornadas laborales comiencen más temprano en la mañana y se suspendan a las horas de peligro, que exista una labor educativa más efectiva que profundice sobre las medidas de mitigación y de adaptación; más empleos verdes y menos labores no sostenibles, protocolos de acción frente a altas temperaturas con medidas adicionales de protección, Salud mental y bienestar

Por ahora, les recordamos ciertas medidas básicas que no deben olvidar cumplir:

1) Uso de Protector solar

2)  sombrero de visera ancha tipo legionario, que proteja hasta el cuello; si usa casco de seguridad debe tener, bajo este, un elemento de algodón para la protección del cuello

3) anteojos de seguridad con filtro fotoprotector

4) ropa adecuada. El vestuario debe estar confeccionado con tejido de trama apretada (que no se vea a través de él), cubriendo brazos y piernas entre otras medidas de prevención.

 




Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

ten − 2 =